domingo, 21 de marzo de 2010

En la farmacia


Siempre mientras espero que me atiendan en la farmacia, (voy a las Ahumada porque me quedan cerca), que para variar nunca están vacías en este país de hipocondriacos. Uno saca el 30b mientras van en el 89a, así que mientras espero que me atiendan me doy vueltas y me pongo a observar.

Mis pasillos preferidos son los de perfumería y de las bebidas energéticas.

Si no estoy robando muestras gratis de algun eau de toilete, o leyendo los ingredientes de un desodorante, estoy en las bebidas energéticas, viendo cuál me convendrá comprar cuando tenga que pasar de largo. Y siempre, pero SIEMPRE al lado de las bebidas energéticas está el rack de los condones.

¿Mensaje subliminal?

Yo creo que no, porque es más que evidente poh!
Es como si te dijeran: "Wenah zorro! llévate una Redbull además de los condones pa' que le den all-night-long-non-stop"

A mí se me ocurre que deben tener algún sociólogo/psicólogo/antropólogo que se encarga de ordenar los pasillos.
No puede ser mera coincidencia, si las bebidas hasta a veces están encima del rack de condones.

Ahora, yo le preguntaría eso si, a los súper sabios ordenadores de farmacias: ¿¡por qué mierda venden comida en una farmacia!?


Yo por lo menos nunca he entrado a comprar Coca-cola y papas fritas a la farmacia si generalmente hay un negocio, minimarket o supermercado cerca.


.

1 comentario:

Layfan dijo...

Sí hay gente experta que se encarga de ordenar las cosas en los locales comerciales.
Las cosas que quieren que tú compres o que se quieren asegurar de que tú veas, siempre están a tu derecha cuando entras a una tienda.
Las cositas que ponen antes de las cajas en los supermercados son siempre cosas baratas que te pueden ser útiles o te pueden apetecer.
Las farmacias deben vender comida porque muchas están abiertas hasta tarde y ahí la gente podría comprar cosas que puedan necesitar.
Para qué crees que son las tarjetas de puntos de los supermercados y las farmacias? No es de buena onda y porque quieran hacerte descuentos: es para estudiar las compras del consumidor. Seguramente se dieron cuenta de que quien compra condones en general también compra bebidas energéticas.
En esta vida todo está fríamente calculado.