miércoles, 22 de septiembre de 2010

Humedad

Penetró el techo y las murallas

El cielo se llenó de moho. Comenzó en una esquina y se espació lentamente. Se esparce.

Caló entre las hojas y se tornaron amarillas. Se pudrieron.

Se pegó en las fotos. Se pudrieron.

Y si me quedo mucho rato en esa pieza, me pudro yo también.

Todo se pudre, tarde o temprano.







.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

que heavy como transformaste lo que hablabamos despues de medios en algo tan bonito; te quiero diego ..siempre estare ahi para lo que pueda. besoss..
pauli..

ps:perdon por intrusiar tu vida

Maritza dijo...

hola dieguitooo!

Pucha estoy desaparecida del blog (soy la noventera) pero es q tengo mi pega y ademas mi otro blog desde el que te escribo ahora, mi blog de manualidades :D para q te des una vuelta cuando puedas

Te mando un besito grande, que estes muy bien, y te sigo leyendo!