jueves, 12 de enero de 2012

Cuando chico

.

23 años sonaba grande, de gente grande que hace cosas grandes: termina carreras, tiene una relación, tiene metas claras y ya ha realizado un par.



Tengo 23 años soy lo más lejano al perfil que imaginé.


Y creo que cada vez me importa menos

.

3 comentarios:

Patrisha Salainas dijo...

me gusta que no le importe.

(pero no me gusta el rollo pesimista que me estoy pasando ahora mismo sobre lo que escribiste...)

propongo una extensa conversación al respecto sentados en el pasto, a la sombra de un buen árbol y, de preferencia, con una chela helada en la mano. ojalá pronto ! (yn)
abrazo

Panshipanshi dijo...

Jajaja. Y de corolario, me encantó leer el "what am I doing..." (ya ni me acuerdo cómo se usaba esta gueá)

Anónimo dijo...

I constantly emailed this weblog post page to all my contacts, as if like to read it next my links will
too.

my weblog :: how to file for bankruptcy in florida