sábado, 3 de julio de 2010

Semana culiá!

Ya es sábado y sigo dándole vueltas al asunto, así que lo escribo a modo de exorcisar.

Cuando finaliza el semestre en mi carrera se hace la llamada "Semana de Taller", en la que te asignan un proyecto de diseño, en el que puedas integrar lo aprendido durante el semestre a nivel de maqueteo, manejo de espacios, planos, elevaciones, croquis.. etc.

Partí muy entusiasmado para las revisiones, me desvelé un fin de semana para hacer una pre-maquete decente. Me fué piola, me hicieron muy pocas correcciones, y como era lunes y para el jueves debía llevar hechas las correcciones, usé la misma maqueta y corregí lo que me dijeron, ese día me hicieron mierda, me dijeron que el proyecto era poco jugado (fome) y que debía darle más interés.
Medio bajoneado llegue a pensar todo el puto fin de semana y recién el domingo en la noche se me ocurrió que hacer. Hecha la maqueta, fui a revisar éste lunes, al ayudante le gustó y decidí hacerla (porque era una pre-maqueta no al nivel de entrega).
Estuve trabajando y transnochando, como todo el curso, pero como perdí el fin de semana pensando mi proyecto estaba muuucho más atrasado, el día de la entrega una hora antes de entregar aún me faltaba terminar, y no tenía hecha la maqueta. Y entré en PANICO, porque ésta es la nota más importante del semestre, "filo"-dije y terminé bien la maqueta y no entregué lámina.

Ese día un ayudante me dice: "muy bien Diego, está buenísima la maqueta" y yo le dije "Gracias, pero tengo un pequeño problema, no alcancé a hacer lámina", y él me dice "Pero y si te elejimos para la exposición (donde eligen a los mejores 5 proyectos) me vas a tener que hacer la lámina de nuevo"... en ese momento no caché por qué me lo decía.

Esa misma noche a las 22 en U-cursos ponen el mensaje: "Los seleccionados para exponer mañana son blabla, blabla, blabla, blabla, Diego Figueroa (debe hacer lámina)"

En ese momento me invadió la felicidad máxima y el día se transformó en el mejor, lejos, porque en taller igual me va bien, pero esta era la entrega más importante!

Esa noche, pese a llevar a cuestas 2 noches sin dormir ya, me puse a hacer la lámina que consta de 1 pliego y medio con la idea conceptual, croquis de actividades, cortes, elevaciones y plantas.
Me esforcé para que fuese una buena lámina, pero no me la pude con el sueño mientras trabajaba y avanzaba muy lento. Cuento corto, me dio la hora de ir a la U y me faltaba 1/4 de la lámina. Pero no podía llegar tarde a la U, así que me fui nomás a ver si me dejaban terminar (necesitaba como media o 1 hora para terminar).

Llego a la sala y la profe me dice: "Diego, tu lámina", "Profe, me falta una parte por terminar, que hago?".

"Ah, bueno si tu lámina NO ESTÁ HECHA, simplemente no presentas tu trabajo, asi que dejas tus cosas ahí y te haces cargo del trabajo de Daniela (una compañera que no habia sido seleccionada pero le habia ido bien) y lo cuelgas".

En ese momento me hirvió la mierda, o sea igual era un fallo mío, pero no hubo compasión, no le importó mi trasnoche satánico, la cara de pico ni que la lámina se pudiese terminar en un rato.

Eran como las 9 y teníamos que presentar para antes de las 11, asi que fui a colgar el proyecto ajeno intentando disimular la mierda que me estaba tragando.

Lo peor no fué eso, sino que cuando nos reunimos a recibir las notas y los comentarios finales, cuando llegaron al tema de los mejores proyectos dicen: "bueno, los 5 proyectos...." y comienzan a hablar de cada uno y les tiraban flores y resaltaban en qué precisamente eran buenas y como habian evolucionado el semestre.
Cuando yo esperaba un reto pero un comentario sobre mi trabajo, nombran a Daniela, y SE PASAN POR LA RAJA todo mi esfuerzo, los trasnoches y la dedicación al proyecto sin ni siquiera nombrarme!. Más encima me bajaron 1 punto de la nota que valía el 60% de la nota semestral.

El promedio fué decente en comparación al curso, pero pudo ser de los mejores y no lo fué, y mi semana de taller terminó en la frustración más grande del año, 3 noches sin dormir, un ninguneo público, los ojos inyectados en sangre, una cara de pico de 2 metros y las preguntas "oye Diego, y qué pasó con tu proyecto?"

Sé que en parte fué mi culpa, por no calcular bien los tiempos, y por ser ingenuo, y en vez de llegar tarde pero con todo hecho esperé algo de compasión que nunca llegó.

Y ahora me intento juntar algo de ánimo para una rica semana final de pruebas de física, mate, geometría y teoría.

Espero podérmela.


.

6 comentarios:

t a n i e dijo...

Que puta frustracion has de tener en estos momentos, pero asi es la vida y que bien que lo estes aprendiendo desde la universidad para que en un futuro ya en un trabajo tomes tus precauciones y no te tomen por sorpresa este tipo de situaciones incomodas, por que habra mucha gente a la cual le va a valer madres tu esfuerzo tu trabajo y tu dedicacion lo unico que les interesara sera el resultado, y si no es lo que esperaban o lo que habian comvenido les vale pitos, asi de facil es para ellos.
Que mal que te haya sucedido esto, pero sabes de la peor manera es la forma en la que uno aprende de sus errores ....que mierda, pero pues asi es esto

un saludo

Anónimo dijo...

Como una vez me dijo una profe en el colegio "La vida no es justa" ....

Saludos Diego!

Rox

Panshipanshi dijo...

Pa qué repetir lo que dijo tanie: 100% cierto.

Ánimo Diego! tú dices que no te fue bien, pero yo creo que dentro de todo lo malo que te ocurrió, sí te fue bien, porque a los profes les pareció interesante ese proyecto y es muy probable que te estén echando el ojo.

Eres una persona muy capaz! (no he visto tu proyecto, pero si quedó seleccionado, será por algo) porfa no te rindas! a la siguiente dale nomás porque estoy segura que los dejarás a todos boquiabiertos.

Saludos

Panshi

Anónimo dijo...

Harto animo Diego...siempre habrá gente asi, pero no le des mas vueltas al asunto y sigue con tu camino.
Tu eres capaz!!

Espero que nos veamos en las vacaciones, y espero tambien de que tengas tiempo disponible para esas juntas que haciamos antes donde conversabamos de la vida y de todo lo que nos interesaba o nos llamaba la antencion.Conversaciones de horas, y que al final seguiamos conversando y nos moriamos de sueño, jajaja.
Te dejé mi repertorio musical en Lastfm.
Y Arriba ese animo...no me gusta verte asi.


La Cata

Javi dijo...

oh! que mal, las semanas de mierda nunca faltan... lo mejor es tratar de aprender algo de eso no más, sacarle el lado positivo, obviamente que después de un buen rato, no cuando uno está enojado y frustrado... con la cabeza fría se puede sacar más de una buena lección :)

Saludos y ánimo!!!

Diego a veces pisa caca dijo...

GRACIAS! :)